Adolfo Pérez Ezquivel

PEREZ-EZQUIVEL-FOTO-GRANDE--270x300

 “NO HAY PAZ SIN JUSTICIA”

El 18 de diciembre pasado, horas antes del estallido social que marcaría un punto crucial en la historia argentina, quizás como una premonición, Adolfo Pérez Ezquivel enviaba al ex presidente de la Rúa una carta que encabezaba con este título:

“Escucha el clamor de tu pueblo”.

Y en uno de sus párrafos le preguntaba al “Sr. Presidente, ¿Qué piensa hacer? ¿Reprimir a un pueblo hambreado y dolorido? ¿Cerrar los ojos a las necesidades del pueblo? ¿Esconder la cabeza, como el avestruz, para no ver ni oír? ¿Continuar con la política que le imponen desde Washington? ¿Qué privilegia? No olvide, señor presidente que usted fue elegido para servir al pueblo.”

La respuesta de aquél presidente autista ya es historia. Las palabras del premio Nobel de la Paz retumbarán siempre en todos los que pretendan desvirtuar el sendero de nuestros pueblos.
En una severa pero cálida casona de la calle Piedras al setecientos, en pleno corazón de Buenos Aires, entrevistamos a Adolfo Pérez Ezquivel, Presidente Honorario del “Servicio Paz y Justicia”, mientras cae la tarde veraniega en la ciudad alterada

¿Qué significa justicia y paz? ¿Qué se alcanza primero?

Van juntos, no hay paz sin justicia, el lema nuestro es: la paz es el fruto de la justicia. Son valores indivisibles. No la paz como ausencia de conflicto, sino de las relaciones que hay entre las personas y los pueblos. Muchas veces hay una gran confusión y se cree que la paz es la ausencia del conflicto y se confunde, entonces, con la pasividad. Nada más alejado de la paz que la pasividad. La paz hay que comprenderla como una dinámica permanente de vida en las relaciones humanas, en las sociedades y en la vida personal.
¿Cuál es entonces, la diferencia entre paz y violencia del desarrollo, quiero decir, esa violencia que es el movimiento de las cosas y de sus propias causas?

Siempre la violencia se basa en el poder, una palabrita que pocas veces se menciona pero que muchos corren detrás de ella.
¿Se basa en él, o se alcanza el poder a través de la violencia?

Es parte de la violencia el poder.

¿Es su parapeto?

Mira, lo que llamamos violencia se da también en las relaciones personales, la intolerancia de unos con otros, en los que se creen los dueños de la verdad que se imponen a los demás a través de la violencia. Ghandi decía algo muy interesante y casi revelador, decía que “la madre de todas las violencias es la mentira”. En mis clases en la facultad les hago reflexionar a mis alumnos sobre estas cuestiones. El que miente, primero se miente a sí mismo, lo sabemos, y después, siempre, tiene que sostener esa mentira con otra, entonces se produce un hecho violento contra sí mismo y contra los demás. El poder y su violencia se apoyan en la mentira.

EZQAIVEL PÑRIMER PLANOZZZZ

Pero en un combate, en una guerra cada uno de los bandos piensa que tiene la razón, que su causa es justa, verdadera.

Yo no creo en la guerra justa, no existe la guerra justa. Existen las causas justas. Pero el fin de la guerra es la destrucción y la muerte, es imponer por la fuerza, por la violencia, su voluntad al otro. Cuando se termina una guerra no se alcanza la paz. Porque para alcanzar la paz hace falta la reparación.

Se dice que el hombre es violento por naturaleza.

La violencia no es inherente al ser humano, pero sí tiene que ver mucho con la cultura. Los animales no matan a otro animal por el simple hecho violento, lo hacen para subsistir, para comer, por necesidad. El ser humano, en cambio, sí mata a otros seres humanos, y de ahí vienen las guerras, las revoluciones, donde se buscan justificativos, se buscan determinadas concepciones ideológicas, políticas, religiosas, para justificar la violencia. Se apropia de valores ajenos, se cree el dueño de la verdad absoluta hasta encontrar el poder.

¿Hay otro tipo de poder?

Sí, el poder servicio.

Explícamelo, por favor.

Yo nunca entendí porqué los pueblos tienen que honrar a sus gobernantes. Creo que los gobernantes tienen que honrar al pueblo. Pero cuando aquellos llegan al poder, comienzan a manipular, no a gobernar. Pasan de servir al pueblo a servirse del pueblo.

¿Por qué se produce esta metamorfosis, si muchas veces el gobernante, el mismo político viene del pueblo, surge del pueblo?
Transforman el poder que el pueblo les otorga en dominación Podríamos ironizar diciendo que hay un virus en el poder del que nadie escapa o quiere escapar.

Puede ser un virus, siguiendo esa ironía válida, pero no hay duda que son las ambiciones, las estructuras o todo el sistema mismo constituido sus causas más profundas. No hay una sola razón, hay muchas. Esto lleva a determinar conductas. Pero cuando el poder está al servicio del pueblo las cosas cambian porque entonces éste no es espectador sino que se transforma en protagonista.

Hay conductas que chocan contra la educación humanista que han tenido.

Porque en el verdadero fondo, han sido educadas en una cultura de la violencia. Fíjate, por ejemplo, los héroes son siempre guerreros. Se admira, en general, a los artistas, a los que se destacan en la cultura, se los admira, pero los héroes son siempre los guerreros, nunca son la mujer o el hombre cotidiano que lucha y trabaja anónimamente. En nuestro mundo se asumen los roles de los personajes, sean políticos, sociales, religiosos y hasta deportivos, si quieres, pero pocas veces esos personajes se muestran como personas.

EZQAUIVEL CON LAS MADRESDDDDD

¿Se ocultan, acaso, de los demás?

Sí, son como los actores de Hollywood. En cambio, los actores del teatro griego, por ejemplo, usaban máscaras por dos razones: una, porque no había micrófonos y les permitía amplificar la voz, pero también porque cuando se sacaban la máscara, aparecía la persona, tenían que mostrar quienes eran, realmente.

En nuestras sociedades actuales siguen teniendo la máscara. Asumen el rol de actores para que los demás vean lo que ellos quieren que vean. En todas estas culturas están las máscaras. Pero muy pocas veces encontramos una cultura humanista que apunte a la persona en sí. El primer paso de todo proceso de liberación es aquél en que el hombre y la mujer se reconozcan que son personas.

Rilke trata este tema en “Cartas a un joven poeta”. Pero, ¿por qué no podemos aún superar este escollo de incomprensión y distancia?

Por la falta de valores, por eso hay mafia, por las ambiciones de poder. Incluso en aquellos que, como decíamos antes, recibieron una educación humanista. Sin embargo no todos han llegado a este deterioro de sus valores. Pero hay que destacar dos elementos fundamentales que en esto momento tienen mucha incidencia. En esta sociedad masificada y consumista nos están imponiendo el pensamiento único que es el dominante.

Nos dicen o están con nosotros o están con los terroristas. ¿Qué es el terrorismo? ¿Qué es eso de la justicia infinita, de la lucha del bien contra el mal? En los medios de comunicación el ámbito es la guerra. ¿Qué hizo Hitler? Les cambió la mentalidad a los soldados, les habló de unos supuestos ideales superiores de la sociedad. ¿Qué paso con los militares argentinos? Decían que combatían para defender la civilización cristiana y occidental. Mira, yo soy amigo Brian Wilson, el jefe de los comandos en Vietnam, (hicieron la película “4 de julio” sobre su vida, sus piernas amputadas)

Regresa a verificar los efectos de la bomba racimo, las mismas que arrojaron ahora en Afganistán, y Wilson viendo el tremendo desastre que causan estas bombas, dijo: “¡Y yo creía que estaba defendiendo los grandes valores de la humanidad, de la democracia, de la verdad!” Y aterrorizado concluyó: “Esto es el horror total y absoluto”

Pero, ¿no es posible, acaso, evitar llegar a ese horror?

Si hay conciencia crítica sí. Pero estamos ante el pensamiento único. Nos preguntamos entonces, ¿cómo podemos contrarrestar esto? A través del pensamiento propio. Vos, en tus preguntas estás tratando de profundizar en los valores. Porque hay que decir que el pensamiento propio es el sentido de la libertad. A veces pensamos que estamos libres y estamos prisioneros del pensamiento único. Yo nunca vi un pueblo más prisionero que el pueblo de los Estados Unidos.

¿No existe en la gente una inclinación al mesianismo cuando nos referimos, por ejemplo, a aquellos héroes, a esos guerreros? ¿Cómo aplicar ese pensamiento crítico?

El otro día a mis alumnos les pregunté algo que quedaron sorprendidos: ¿cuál es el fin de la educación? ¿Es impartir un conocimiento? Pueden impartir mucho el conocimiento y nosotros podemos sacar de las universidades buenos profesionales, pero yo diría buenos esclavos para un sistema. ¿Cuál es el verdadero objetivo de la educación? No sólo en las universidades, en todos los ámbitos relacionados: generar conciencia crítica. Formar hombres y mujeres para la libertad. Porque no podemos tener la libertad por decreto.

¿Es éste el papel de la educación actual?

No. No. Muchos educadores, sí, tratamos de que eso ocurra.br

¿Es decir que sólo a nivel individual, ahora es posible una educación con aquellos contenidos?

Así es. La educación como práctica de la libertad. Pero sucede que el sistema sólo forma gente que responda al sistema.

EZQUIVEL ABRANZAO AL PÑAPAjpeg

¿Cómo se gana esta pulseada, cómo vencer esa estructura pedagógica?

Algunas pulseadas hemos ganado, otras las perdimos. Perdimos batallas, es cierto, pero no la guerra. En los años de lucha que llevamos hemos dado pasos significativos, me refiero a toda América latina, nosotros trabajamos en todo el continente. Hemos avanzado en algunas líneas, hemos tratado de despertar conciencia. Yo creo que la única forma de ganar esta lucha es que los pueblos dejen de ser espectadores. Y se asuman como protagonistas y constructores de sus propias vidas y sus propias historias.

¿Cómo ves entonces aquellos sesenta cuasi revolucionarios? ¿Dónde está ahora aquello?

Justamente hoy venía leyendo en el tren y sonriendo, un artículo mío que acaban de publicar y que titulé: “La guerra hacia ningún lado, sobre todo esto que está pasando después del once de septiembre. En una parte de la nota traigo a colación aquella consigna del mayo del 68: “seamos realistas, pidamos la imposible”.

Parece tan lejano aquél reclamo…

No, sin embargo, lo imposible es posible. Napoleón decía que lo imposible sólo existe en el lenguaje de los tontos. Pero tenemos que preguntarnos también, ¿qué hacemos frente a estos monstruos? Todo radica en la capacidad de los pueblos para plantearse el cambio, pero si los pueblos están sometidos…

¿Qué es, realmente, ser pueblo?

Podemos ser mucha gente reunida y no ser pueblo, sería algo así como un rebaño: gente reunida. Para ser pueblo necesitamos de una identidad, de las raíces, de una memoria, de las raíces. Somos como un árbol. Todo árbol se nutre de sus raíces, todo pueblo se nutre de su historia, de su cultura, de su educación, de su espiritualidad. Y de acuerdo como se riega todo eso el tronco crecerá fuerte y sólido y dará buenos frutos o no. Si un pueblo no se alimenta de la memoria de los antepasados y de los presentes.

Mientras no sean esos referentes bélicos, guerreros, como tú señalabas antes.

Por supuesto, no esos, otro tipo de referentes, de dónde se nutre. Porque todos los pueblos contienen cosas buenas y cosas malas. Pero, ¿qué recuperamos de eso? Recuperamos lo positivo, no lo destructivo. Mira, recuerdo a mi abuela era una india guaraní, que nunca llegó a hablar el castellano. Y muchas veces yo pensaba que la vieja estaba loca, porque la veía hablar con los animales, con las plantas, con el viento. Mi abuela era sabia. Lástima que cuando yo me di cuenta ella ya no estaba. En la memoria, del pueblo de mis antepasado: los guaraníes, está la búsqueda de la tierra sin males. La tierra sin males es la tierra de la libertad, de la vida, del ser humano. Y todo eso tiene que ver con la madre naturaleza.

Pero, con el correr del tiempo, ¿no se va difuminando esas raíces, esa memoria, incluso aquellas viejas culturas y tradiciones y lo que es más serio, no se pierde poco a poco la identidad?

Creo que hay muchos sectores que están en la defensa de su identidad, sobre todo muchos jóvenes. Yo hace cuarenta años que trabajo en América latina, y, por ejemplo, aquí, en Argentina, muchos jóvenes que no vivieron la dictadura, hoy participan de nuevas reivindicaciones. Hay como una transmisión oral. Hay una historia no escrita que se transmite de mirada en mirada, de boca en boca, de mano en mano y que va de generación a generación. Para mí es una alegría que mi nieto esté militando en el centro de derechos humanos de su colegio. Y no porque nosotros lo hayamos inducido, sino por su propia voluntad, por su deseo que querer hacer eso.

¿Seguirán estos jóvenes de hoy militando cuando tengan cuarenta años, por ejemplo?

Los que se vuelven conservadores en su madurez es que han perdido el sentido de la rebeldía.

¿Por qué lo perdieron?

Porque fueron absorbidos por el sistema. Si no se tiene rebeldía no se puede ser libre.

¿Se puede tener rebeldía con hijos, con familia, con severos problemas domésticos, etc.?

Si, se puede. Yo tengo tres hijos. En primer lugar hay que tener rebeldía frente a las injusticias. Pero con la conciencia. Como te señalaba antes, el hecho de los roles, porque si se dejan dominar por el personaje, pierden el rumbo.

Entonces, ¿qué le dirías a un señor de cuarenta años, por ejemplo, que recuerda su militancia de los veinte con cierta nostalgia y ahora es un hombre adosado al sistema?

Bueno, lo tenemos con los del mayo del sesenta y ocho que hoy son señores muy conspicuos, que perdieron toda la rebeldía. Yo le diría a aquella persona que trate de recuperar el sentido de la vida. Si uno pierde el sentido de la vida, ¿para qué vivís? Si no tenés capacidad para percibir el vuelo de los pájaros como hacía mi abuela, de hablar con las plantas, los animales, hablar con los seres queridos. La libertad se conquista. La libertad es saber respirar. Los hindúes lo dicen muy bien: “el uno respiraba sin ningún soplo”.

EZQUIVEL MURA DETRRRRWWFASjpeg

(SEGUNDA ENTREVISTA A PEREZ EZQUIVEL)

Lo encontramos otra vez en su despacho de “Servicio Paz y Justicia” hablando por teléfono con una organización solidaria de Vigo que está interesada en asistir con medicina a la sanidad argentina. El premio Nobel de la paz recién acaba de llegar de La Habana donde participó en un encuentro de economía y sociedad.
Aprovechamos para comentar la carta abierta que enviara al Presidente Duhalde, donde, entre otras afirmaciones, le decía que “duele en el corazón y el espíritu ver cómo muchos hombres y mujeres se van del país desesperanzados y frustrados por el permanente engaño y deterioro que sufren; lo hacen con dolor. El país está viviendo un éxodo de jóvenes, cansados de no encontrar alternativas y posibilidades de vida en el país y de quienes, con la promesa del futuro, les han robado el presente e hipotecado el futuro y la esperanza…Este sistema neoliberal a todo le pone precio y valor a nada. Precio y valor no son lo mismo… Es necesario garantizar y fortalecerlos acuerdos de paz entre los pueblos, para impedir que se genere un nuevo Vietnam en América Latina. ..Los valores de la libertad, la dignidad humana y soberanía del pueblo no se cotizan en la bolsa de valores…hasta ahora, señor Presidente, debo decirle que las medidas tomadas por el gobierno son más de lo mismo…”
Esta carta fue publicada en La Jornada, de México, pero no la vi reproducida en los medios argentinos. ¿Por qué?

Aquí no se publica nada de lo que yo hago. Es una censura total y absoluta. En Argentina no me publican nada. Lamentablemente es una censura sistemática en todos los medios. Ninguna cosa que yo hago la publican. Nos encontramos ante un muro mediático. Y fundamentalmente todo lo que está ligado al grupo Clarín y Pagina 12.(1)

Hablas del éxodo de los jóvenes, de tantos que se van desilusionados. ¿Que les dirías a esos muchachos que se sienten expulsados del país?

Mira, te podría decir hoy los jóvenes están pasando un grave problema: con la promesa del futuro les hipotecaron el presente.

Les han robado la esperanza. Cuando ves tanta gente que se quiere ir, incluso gente que no se quería ir y ahora si, es una frustración permanente de la falta de posibilidades y no se trata ya de un empleo, no, se trata de la conciencia, de la actitud frente a la vida. Las frustraciones vienen de la falta de posibilidades en todos los órdenes. Ver si en otro lado pueden tener, no más suerte, sino un espacio de vida de esperanza, de no amanecer angustiado y pasarse todo el día angustiado para ir a dormir angustiado.

Encontrar un poco de conciencia, de valores, en una sociedad que yo creo que a todo le pone precio y valor a nada. Donde todo esta reducido al debe y al haber a la ganancia y a las perdidas, pero no a los valores. Yo creo que esa es la gran frustración de los jóvenes, pues si los jóvenes tuviesen un sentido, que sepan hacia donde van, pero no saben hacia donde van. En mi discurso en el encuentro de economistas en La Habana, después del Foro Social de Porto Alegre, comencé con un proverbio africano: Si no sabes a donde vas, regresa para saber de donde vienes.

EZQUIVEL PÑORTA CLARIN

Porque es desde ahí, de poder tener una identidad, una memoria colectiva, donde poder construir para poder avanzar, pero cuando todo eso se les arrebata, los jóvenes tienen que buscar otros horizontes. Yo no les puedo decir a los jóvenes: “mira no te vayas”, sin saber a donde tienen que ir. Creo que hoy tenemos que recuperar la credibilidad de los jóvenes y el sentido de lucha de resistencia, de esperanza, nosotros ya somos zorros viejos que venimos cargando muchos años de lucha, de resistencia, de conciencia. Yo veo en la Universidad donde doy clase a muchos jóvenes preguntándose: ¿Y qué? ¿Hacia donde vamos, que es esto? Tenemos que generar otros espacios.

¿Una épica no sería la alternativa al éxodo, y a la desesperanza?

Dentro de nuestra organización social. Yo creo que se esta tratando de construir ese espacio.. En este momento a través de este drama que vive el pueblo, hay también una capacidad de respuesta., hay muchas reservas en el país. Son las asambleas populares que han surgido. Estoy en algunas de ellas, participo directamente. El Frente Nacional Contra la Pobreza. La cuestión es cómo a ese trabajo social se le da una dimensión nacional y política. Construir lo que yo llamo los espacios de libertad. Cuando uno ve que Duhalde, en este momento, actúa sin coraje, que se privilegian determinados sectores, estamos repitiendo los mismos esquemas. O hay grandes compromisos o es gente sin coraje. No podemos seguir con esto. Nadie se mete en tu casa si vos no le abrís la puerta. Solo que sea un asaltante. Cuando vos ves que hubo quienes abrieron la puerta, quienes permitieron el saqueo., quienes permitieron la frustración. Hoy muy pocos políticos pueden salir a la calle en el país, tampoco dirigentes sindicales. Porque han traicionado al pueblo. ¿Hacia dónde vamos? Creo que las crisis vienen de crecimiento. Si nosotros comenzamos a ver la potencialidad que una crisis puede tener en sí, lo que son actualmente las asambleas populares, si podemos construir otros espacios hay que darle la dimensión política. A toda la acción social que hay. Con una nueva conciencia que hay. Yo nunca quise meterme en ningún partido político porque, primero, no creo en estos partidos políticos…

Pero ¿crees en la política?

Yo soy un hombre político. Pero no confío en las estructura de estos partidos. Es una vergüenza enorme que hoy los diputados del Partido Justicialista (2) están tratando de frenar el juicio a la corte suprema y acotarlo únicamente al corralito. Para que no toquen al menemismo. Son delincuentes.

¿No nos dimos cuenta antes?

Se venia denunciando pero en Argentina es muy difícil, a través de los medios de comunicación, poder llegar al pueblo. Yo aquí no puedo. Es una censura sistemática. En la mayoría de los medios. Algunas cosas que hago o declaro fuera del país a veces llegan como flashes, pero nada más. Yo jamás estuve en una mesa en televisión para debatir los problemas. Hubo algunas cosas individuales, sueltas, pero nunca algo de fondo.

Los medios nos muestran solo la fachada de los problemas y la realidad ¿Estamos, entonces, frente a una opinión publicada en vez de una opinión publica?

Así es. Es que como ya se dijo, no existe la libertad de prensa en Argentina, sino la de empresa. Y no son sinónimos. Me refiero a los grandes medios, por supuesto. Lo que no puedo publicar aquí lo hago en otro lado, en México, Italia, Francia, Brasil, etc. Pero no en Argentina. He escrito cientos de artículos no los han publicado. Hay que generar otros medios. Están los medios alternativos que sí, creo en ellos, porque son los voceros de la militancia, de las organizaciones sociales, hay mas espacio en el interior del país que en la capital
Quieren hacerte creer que estamos en la gran democracia. No, estamos en la fachada de la democracia, y encima hipócrita.

Yo creo que esto los jóvenes lo sienten, porque se dan cuenta que ellos son excluidos, marginados que no se les da ninguna posibilidad y es lógico que busquen nuevos horizontes para no vivir amargados. Nos han masacrado una generación en los setenta y ahora tenemos otra que se esta yendo.

De aquél exilio a este éxodo.

Claro, y se van los veo en las colas de los consulados.

Yo los veo en las ramblas. Y en las paginas webs.

Se van, pero de todos modos no hay que perder el espíritu de lucha. El otro día en La Habana, tuvimos una mesa redonda con varios economistas argentinos y pasaron un vídeo de España que mostraba todo el desastre que esta pasando en Argentina. Y le pusieron un titulo que no me gusto: “Lloro por ti argentina”. Remedando aquel “no llores”… A mi me indignó eso. Dije que no tenemos que llorar, tenemos que resistir, luchar, construir nuevas alternativas. Pero no llorar. Y no es porque uno no quiera llorar sino que no es ese derrotismo del vencido. No. Es el espíritu de lucha de construir. Yo creo en la reserva del pueblo argentino. Yo creo que vamos a recuperar esos espacios.

¿A que llamamos pueblo? Vemos actuar tres o cuatro bloques sociales sin conducción. Hay analistas que afirman que desde la revolución francesa no se ha dado un caso social de tal autogestión como se esta dando ahora aquí, en Argentina. ¿Puede desencadenar esto como vos señalas en la carta a Duhalde un Vietnam?

El problema del corralito no es lo más grave del país, es simplemente un emergente que golpeó el bolsillo de la gente, pero el problemas más profundo es la remilitarizacion de América latina. Es la hegemonía que los Estados Unidos quieren tener en el continente. Aquí en Argentina se realizaron los operativos militares en el 2000 en Córdoba. Y en el 2001 en Salta.(3) Las fuerzas de los países latinoamericanos bajo el mando de los Estados Unidos. Primero hay que preguntarse para qué. Segundo, EE.UU. esta acelerando la política del ALCA (4) que va a destruir los acuerdos regionales y lo poco que queda de industria en nuestros países. Estados Unidos quiere destruir el Mercosur.(5)

Esto esta muy claro. Con una Argentina débil,  si la vence y la dolariza, destruye el Mercosur. Ya están vencidos Paraguay y Uruguay. Lo único que queda es este polo de Argentina con Brasil para que el mercado regional pueda desarrollar las industrias de nuestros piases. Ahora viajara Bush para obligarlos a meterse en el ALCA al mercado andino y el centro americano. ¿Qué queda de América Latina?

La pérdida de soberanía, la recolonización del continente, y el sometimiento a la directiva de EE.UU. con la correspondiente dominación continental. Esto va a frenar también el desarrollo de Europa, de la Unión Europea. Porque no van a poder tener entrada en el mercado de América latina sin el consentimiento de los EE.UU. que va a tener el control de la economía continental. Y esto los europeos lo tienen que tener muy en cuenta. Porque si no apoyan a una salida de la Argentina se van a ver bloqueados por la hegemonía norteamericana.

Las sociedades no son estáticas, hay una dinámica permanente de transformación y EE.UU. en su estrategia esta viendo algunos indicadores: el fortalecimiento de la UE con moneda única, el crecimiento de la UE, pero también del sudeste asiático, China, Japón, Corea, que van a ser el otro polo de poder internacional. China tiene un avance descomunal y va a entrar en los mercados. Chomsky, en uno de sus libros, dice algo muy claro: las próximas guerras no va a ser por territorios, van a ser por mercados Y está colocando el punto neurálgico del proceso internacional.

PLAN COLOMBIA1

¿El “plan Colombia” seria la cabeza de puente de esa política?

Si, la remilitarización de América Latina va a tener que generar acicate. El presupuesto general de los EE.UU. asciende a 379 mil millones de dolores, mas que toda la deuda externa de todos los países. ¿Para qué? Para las armas, para combatir el terrorismo. Pero nadie habla de un terrorismo tremendo que es el terrorismo económico que mata más que la guerra, que arroja todos los días la bomba silenciosa del hambre.

El mismo once de septiembre del año pasado, el mismo día del atentado a las torres gemelas, la FAO publicaba que 35 mil niños mueren de hambre por día en el mundo. Pero en lugar de destinar a paliar el hambre en el mundo, lo que manda son las armas, la guerra, la destrucción. ¿A dónde nos quieren llevar? Si no tenemos la capacidad de reaccionar frente a esto, estamos perdidos.

¿Está Latinoamérica en condiciones de rechazar, de combatir este plan incluso de ganar esta pulseada? ¿Necesitaría a Europa en este caso?

Seria bueno que Europa empiece a pensar, a colaborar de otra manera con América Latina. El fenómeno en nuestro continente es que los gobiernos van para allá y los pueblos para otro lado. No sirven estos gobiernos, no responden a los pueblos. Son gobiernos que nacieron vencidos, derrotados. No tienen espíritu ni ideas.

¿Están maniatados?

No, cobardes. Totalmente cobardes.

Chávez intenta algo.

Por eso lo quieren destruir y los venezolanos no se dan cuenta de ese peligro. Son mediáticos. Hay una campaña que EE.UU. montó dentro mismo Venezuela para sacar a Chávez porque no le conviene y lo quiere destruir de cualquier forma.

Los cacerolazos en Caracas ¿significan algo distinto a los de buenos aires?

Si, las cosas se pueden utilizar de distintas maneras. Aquí los cacerolazos es una manifestación de bronca, pero, ¡cuidado! Que no se queden en la bronca. Ahora hay que construir, que organizarse, tener ideas claras, hay que recordar el proverbio africano. Cómo podemos construir los espacios de libertad, participación y conciencia colectiva del pueblo.

Pero también es una entrega a los EE.UU. que el gobierno apoyo la posición de EE.UU. frente a Cuba en los derechos humanos.
Eso es infame. Eso es una claudicación total y absoluta, de falta de ética, de valores.

¿Por qué los gobiernos no toman esa dignidad que los pueblos quieren que tomen? ¿Qué pasa en el poder? ¿El poder tiene algo intrínseco que corrompe?

No, son cobardes. Eso es lo que pasa aquí. No pueden gobernar los cobardes un pueblo.

¿Por que llegan los cobardes al poder?

No tienen ideas propias son ideas ajenas, prestadas, no representan al pueblo, representan los grandes grupos económicas, son mediáticos. Y piensan que eso los va a sostener. No tienen coraje. Fidel lo dijo con mucha claridad en La Habana el otro día, dijo que la verdadera revolución de este siglo es de las ideas. Es del pensamiento.

Pensamiento critico contra pensamiento único.

Claro, son las ideas. Einstein decía que más importante que el conocimiento es la creatividad. Fantástico, ¿no? Los gobiernos no tienen la capacidad de crear.

El pensamiento en estado artístico.

Es posible que de este momento argentino, surja una nueva camada de gente que puede cambiar las cosas. Desde el piquetero hasta el ama de casa que sale con su cacerola…Creo que se esta dando un proceso en este emergente histórico. En distintos lugares que van construyendo los espacios de libertad.

Según tus palabras habrá que tener en cuenta que se nos viene el enemigo encima, con todos sus teóricos y su artillería. Es una cuestión urgente, me imagino.

Es urgente. Es para ayer.

¿Como se sale de esto sin el medio ni otro apoyo?

Creo que es la construcción de nuevos espacios.

¿Sin sangre?

Fundamentalmente debe ser sin sangre. No queremos mas sangre del pueblo. Ya hubo demasiados muertos. En diciembre hubo 35 muertos. (6) La sangre de cada ser humano es sagrada. Hay que construir a través de las ideas y de la unidad del pueblo. Si el pueblo descubre la fuerza que tiene es invencible. Son como ríos subterráneos donde distintos cauces convergen en el gran río. Y en ese momento son los emergentes históricos. Y esos emergentes son incontenibles. Cambian el rumbo de la historia.

¿Son los momentos revolucionarios?

Así es, son fundamentales esos emergentes históricos.

¿Existe en Argentina esta situación?

Creo que es como darle contenido a toda esa fuerza, tratar de ayudar a clarificar los objetivos.

¿Quién va a dirigir este movimiento tan rico en lo social y en lo humano…?

Van a surgir los dirigentes. Los pueblos no son tontos. Es como yo le digo a Duhalde en la carta abierta, Perón lo dijo con mucha claridad, el año dos mil nos va encontrar unidos o dominados.
Asistimos al sepelio de los partidos tradicionales pero al mismo tiempo tenemos que crear otras opciones. Los partidos tradicionales no sirven más. En Venezuela los partidos tradicionales fueron barridos electoralmente. Pero ahora hay un reflujo y eso es preocupante ligado al pensamiento critico. Sucede que la gente como los políticos, suelen ser mediáticos. No ven las cosas a mediano y largo plazo. No tienen paciencia de ver crecer el árbol. Un árbol enorme nació de una semilla, y para caminar mil kilómetros se comenzó con un paso. Los argentinos tenemos más de un paso hecho pero tenemos un largo camino para recorrer. Recorrer el camino paso a paso. Esto no se hace de un día para otro.

¿Cual seria el papel de Europa y en particular de España?

Acabo de recibir llamados de España, Francia, etc. En España hay grupos que están trabajando en solidaridad con el pueblo argentino. Van a mandar un barco, Italia también, el Síndico de Roma, organizaciones sociales; Francia también. Ahí está trabajando por eso con el chango Miguel Ángel Estrella. Europa debe pensar que en América Latina tiene muchos de sus hijos, de los inmigrantes, nosotros somos pueblo de inmigrantes, aparte de nuestros orígenes naturales de esta tierra.

Si Europa quiere tener una buena relación es el momento oportuno para hacerlo a través de la solidaridad, pero en programas concretos, de desarrollo, donde no van a perder, van a ganar. Nos tienen que apoyar ahora para salir de esta postración generando fuentes de trabajo, haciendo inversiones racionales, no sólo con los gobiernos sino con un control de las ONG´S.

Nosotros tenemos experiencia en esto con la Unión Europea, que tuvimos que controlar algunos dirigentes argentinos para que no se traguen la plata. Los gobiernos pasan pero las organizaciones quedamos. Europa puede hacer mucho en todo el continente pero no debe registrarse por el debe y el haber de la especulación financiera, o por el interés económico mediático. Que hagan inversiones a mediano y largo plazo, para tener después -no les pedimos que nos regalen nada- .desarrollo solidario, economía solidaria. Seria cooperación. Europa tendría que cooperar.

Seria ayudar a contener el ALCA

ALCA hay que frenarla, como la remilitarización del continente, porque si no estamos listos, desaparecemos como pueblo, y la represión va a ser brutal, eso si será un baño de sangre como puede ser otro Vietnam, Colombia, pero eso se va a extender después al resto de los países. Yo llevo más de 30 años de trabajo y uno no tiene que perder el sentido de asombro en la capacidad de esperanza de los pueblos.

Porque a los pueblos le salen los anticuerpos, terminan reaccionando, y lo que en un momento parecía todo perdido, los pueblos tienen la capacidad de correr las nubes y que salga el sol para todos y yo creo que estamos en ese proceso de grandes desafíos, de mucho dolor, muchas angustias y ya que comenzamos esta charla con los jóvenes, yo no les dirían a los jóvenes que vengan sin esperanza porque serian derrotados, les diría que estén atentos, con conciencia critica, y que en el momento oportuno, los vamos a necesitar para construir el país. Pero no en el vacío, sino sobre bases sólidas, sobre terreno, hay que construir sobre la roca y no sobre la arena.

Lula en Brasil, aportará.

Sería importante que Lula llegue porque entre Lula, Chávez y otros las cosas podrían cambiar. Sin embargo, hay que recordar lo que decía Jaureche(7) sobre los políticos, que suelen subirse al caballo por la izquierda y se bajan por la derecha. Hay que hablarle claro al pueblo y si el pueblo ve objetivos claros va a asumir la responsabilidad, porque sabe que va a ser el único camino que les queda.

¿Duhalde le habla claro a la gente?

No le habla claro, no. Esta lleno de ambigüedades. Es una lastima que no tenga coraje. No le veo fuerza. Esto es más de lo mismo.

*********************************************************

(1) Clarín y Página 12, dos periódicos nacionales de gran circulación en manos del mismo grupo económico.
(2) Partido político de orientación peronista.
(3) Córdoba y Salta, provincias argentinas
(4) ALCA: Plan continental de los EE.UU. para dominar las economías regionales- Ver: www.eurosur.org
(5) Mercosur: Mercado común de los países del cono sur (Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia)
(6) Se refiere a las 35 personas que fueron asesinadas en los hechos que produjeron la caída del presidente De la Rúa.
(7) Arturo Jauretche, filósofo, político de orientación peronista.

Aprovechamos el apretón de manos de la despedida para preguntarle al premio Nobel sobre su actividad artística, sabiendo de sus trabajos en la escultura. Nos dice que se acaba de inaugurar un monumento de la memoria, (“una obra de cinco metros en hierro, que realicé con ayuda de mi hijo, que además es lutier”). Un hombre, una dignidad y una acción que no cesa.

BIOGRAFÍA DE UN HOMBRE HONESTO

Adolfo Pérez Ezquivel nació en Buenos Aires el 26 de noviembre de1931. En 1968 fue nombrado profesor de escultura en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Ha ejercido la docencia en los tres niveles de educación. En los años sesenta recibe la influencia de Ghandi y desarrolla su actividad en los movimientos pacifistas. Dirige el diario “Justicia y Paz”, vocero de la organización ecuménica del mismo nombre y de la cual es su primer secretario. Por sus declaraciones públicas en defensa de los derechos humanos es encarcelado en Brasil y Ecuador y expulsado de varios países recibiendo amenazas de diversos grupos terroristas.
Con la llegada de la sangrienta dictadura argentina es encarcelado y torturado, sin proceso, durante catorce meses. En prisión recibe, entre otras distinciones, el “Memorial de Paz Juan XXIII”. En 1980, y en pleno gobierno militar, -que encaja la noticia con histerismo e impotencia-, Pérez Ezquivel recibe un merecidísimo Premio Nobel de la Paz. Es miembro también de la “Liga Internacional por los Derechos Humanos y la Liberación de los Pueblos”, con sede en Milán, y miembro del “Tribunal Popular Permanente”. Entre otros trabajos ha publicado “Caminando junto al pueblo” (1995) donde narra sus experiencias con la no-violencia en América Latina. Participa activamente en las jornadas de lucha de las Madres de Plaza de Mayo.
.

Comments are closed.